Los Primeros Sábados de Mes: 4 pedidos

por | Vida espiritual

La Devoción de los Cinco Primeros Sábados de mes es una petición especial hecha por Nuestra Señora de Fátima a Lucía en Pontevedra, España.

Nuestra Señora le dijo: «Mira, hija mía, mi Corazón, rodeado de espinas con que los hombres ingratos me traspasan a cada momento con sus blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, busca consolarme, y diles que todos aquellos que por cinco meses consecutivos, en el primer sábado, se confiesen recibiendo después la santa Comunión, recen un rosario, y Me hagan 15 minutos de compañía meditando sobre los 15 misterios del rosario, con la intención de darme alivio, yo prometo asistirles en la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para la salvación de estas almas

Nuestra Señora de Fátima. Devoción de los Cinco Primeros Sábados de mes.

¿Qué pide María para los

primeros Sábados de mes?

  1. Confesión: la confesión sacramental puede recibirse dentro de los ocho días anteriores o posteriores a la recepción de la Comunión, siempre que el comulgante esté en estado de gracia para la Comunión.
  2. Comunión: la recepción de la Comunión no necesita ser parte de una Misa.
  3. Rezo del Rosario.
  4. Meditación durante quince minutos sobre los quince misterios del rosario: esto debe hacerse además del tiempo dedicado a rezar el rosario.

Esta Devoción de los Cinco Primeros Sábados invita a los católicos a que den un paso adelante y realicen un acto de reparación al Inmaculado Corazón de María por nuestros pecados y los del mundo entero, ya que hay mucho mal en el mundo.

 

Confesión

En un mundo donde algunos católicos cuestionan su relevancia y donde prevalece la noción de perdón directo de Dios, hay un regalo invaluable que Jesús nos ha otorgado. Este sacramento no solo repara nuestra relación con lo Divino, sino que también promueve la unidad dentro del Cuerpo de Cristo, la Iglesia.

En el centro del Sacramento de la Reconciliación está el reconocimiento personal del pecado como una barrera entre uno mismo y Dios. Este reconocimiento no es una condena, sino un camino hacia el perdón. El sacramento proporciona una forma estructurada y tangible para que los católicos expresen arrepentimiento, busquen perdón y reciban orientación para el crecimiento espiritual. Es un poderoso encuentro con la misericordia y el amor de Dios, un recordatorio de que ningún pecado está más allá de la redención.

Aquí puedes leer más sobre el Sacramento de la Confesión.

 

Comunión

La Sagrada Eucaristía es el sacramento más importante porque por medio de ella recibimos el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Cristo. Muchas Gracias nos llegan cuando recibimos la Comunión, ya que es un encuentro íntimo con Cristo en el que lo recibimos en nuestros cuerpos, para que podamos ser más completamente asimilados en Él.

Así como nuestros cuerpos necesitan comida, nuestras almas también requieren alimento espiritual. Asistir a la Misa nos provee del Cuerpo y Sangre de Cristo, la Palabra de Dios, y de Su enseñanza y guía que nos equipa para enfrentar los desafíos de nuestra vida cotidiana.

La Santa Misa es donde encontramos verdaderamente a Cristo vivo presente en la Eucaristía. Como dijo San Juan Pablo II, “La Eucaristía es la fuente y cumbre de la vida cristiana”. A través de la Eucaristía participamos en el Cuerpo y Sangre de Jesús, permitiéndonos acercarnos a Él de una manera profunda e íntima.

Sigue leyendo sobre la importancia de la Misa y la Comunión.

 

Rosario

El Rosario es el arma más poderosa que tenemos los Católicos. Con ella podemos invocar a María cuando estemos luchando contra tentaciones o cuando necesitamos que Ella interceda. Aquí tienes algunos dichos famosos de Santos sobre esta oración poderosa:

«Nunca será extraviado quien rece su Rosario todos los días. Esta es una declaración que firmaría con mi sangre.» – San Luis de Montfort.

«Si deseas la paz en tu corazón, en tu hogar y en tu país, reúnete cada noche para rezar el Rosario. No permitas que pase ni un solo día sin rezarlo, sin importar cuán cargado estés de preocupaciones y labores.» – Papa Pío XI.

«Nuestra Señora nunca me ha negado una gracia a través de la recitación del rosario.» – San Padre Pío.

 

Meditación

Para ayudarte a mantenerte concentrado durante tu tiempo de meditación, aquí puedes acceder a unos videos con meditaciones sobre los misterios del rosario.

 

Recuerda que Nuestra Madre te recibe con los brazos abiertos y escucha las oraciones sinceras de tu corazón! Usa Horarios de Misa en tu celular para encontrar Iglesias con horarios de Misa, Confesión, y Adoración donde sea que te encuentres.