La fiesta de la Asunción de María

por | Festividad

La Fiesta de la Asunción de María se celebra cada año el 15 de agosto.

Esta Fiesta conmemora la creencia de que María, la madre de Jesús, fue llevada en cuerpo y alma al Cielo. La doctrina fue formalmente definida como un dogma de la Iglesia Católica en 1950 a través de la constitución apostólica “Munificentissimus Deus”. Declara: “la Asunción corporal de la bienaventurada Virgen María al cielo -la cual, en cuanto a la celestial glorificación del cuerpo virgíneo de la augusta Madre de Dios, no podía ser conocida por ninguna facultad humana con sus solas fuerzas naturales- es verdad revelada por Dios, y por eso todos los fieles de la Iglesia deben creerla con firmeza y fidelidad” (12).

Asunción de la Virgen María a los Cielos en cuerpo y alma.

¿Por qué es importante?

Para los católicos, este día tiene un significado espiritual especial, porque:

1. Honra el papel de María: su asunción al cielo es un testimonio de su relación especial con su Hijo y su papel en la salvación de las almas como mediadora de Cristo.

2. Está conectado con la resurrección de Cristo: así como Cristo conquistó el pecado y la muerte, también lo hizo María a través de la Gracia de Dios. Esta conexión refuerza la esperanza de la resurrección y la vida eterna para todos los creyentes.

3. Afirma que María es la mejor intercesora: su asunción confirma su existencia en el cielo y su capacidad para interceder por los fieles. Esto nos da consuelo al saber que tenemos una figura maternal amorosa a la que recurrir en momentos de necesidad.

A medida que se acerca la Fiesta de la Asunción, católicos de todo el mundo se reúnen para celebrar este día festivo a través de Misas especiales, procesiones y oraciones. Es un momento de alegría y reflexión, una oportunidad para profundizar nuestro entendimiento del papel de María en la fe y para contemplar la promesa de la vida Eterna.

Puedes contar con la aplicación Horarios de Misa para ayudarte a encontrar una Misa para honrar a Nuestra Señora en esta importante fiesta, ¡dondequiera que la vida te lleve ese día!